miércoles, 15 de mayo de 2013

COMO SON LOS HOSPITALES CHINOS (PARA EXTRANJEROS)

Otro sitio que hemos tenido que descubrir, y digo tenido, porque no ha sido por placer, ha sido un hospital. Aquí el sistema de salud para los expatriados es a través de seguro privado. Existen bastantes hospitales privados y de estilo occidental, unos de ellos es el que nosotros visitamos: Park Way. Carlos ya lo conocía de una vez anterior y, además, es uno de los que nos recomendó Sonia.

La razón por la que fuimos al hospital fue porque Carlos tenía mucha tos y síntomas de alergia, de modo que hace una semana llamamos a la compañía de seguros para que nos buscase y diese cita en el hospital. Para nosotros los pasos fueron los siguientes: tuvimos que llamar a España para ponerles en conocimiento que necesitábamos ir al hospital y ellos nos pusieron en contactos con sus delegados en Shanghai. éstos últimos, ya en inglés, nos dijeron que teníamos cita en uno de estos hospitales (hay varios por la ciudad y no lo avisamos y no era, precisamente, el más cercado a nuestra casa). Al llegar al hospital, nos atendieron en inglés, nos dieron un formulario para rellenarlo y nos advirtieron que teníamos que pagar directamente la consulta en el hospital, así que tuvimos que llamar otra vez para que entre chinos resolvieran el asunto sin tener nosotros que desembolsar cantidad alguna y, efectivamnete, todo arreglado. Pero está claro, se te puede estar cayendo un brazo literalmente que si no llevas la tarjeta de crédito en la boca allí no te atienden (cómo me acuerdo de España!!!)


Lista de precios de consultas y pruebas médicas del hospital (dice claramente que son sólo precios "orientativos")


Después de esperar unos 5 ó 10 minutos, nos atendió una enfermera china, en inglés, nos tomó la temperatura y la tensión y nos preguntó los síntomas. (yo también fui por eso de curarme en salud con lo de la gripe aviar que ahora "sobrevuela" Shanghai). Poco tiempo después llegó una doctora, creemos que filipina, a la que le preguntamos por lo de la gripe aviar, nos informó y nos dijo que si no había fiebre (que no la había) no era problema y después de chequearnos, Carlos parecía que tenía un poco de infección y yo estaba sana como una manzana. A Carlos le administró un antibiótico por vía aérea (creo que se dice así) y después nos recetó algo para el resfriado, para los mocos y antibióticos para Carlos. Todas las medicinas nos las llevamos puestas, directamente de la farmacia del hospital y en su dosis exacta.

Hoy los dos estamos muy requetebien y, con las precauciones necesarias, comemos de todo.

En relación a los precios de los hospitales en China, la consulta y nuestras respectivas medicinas costaron unos 250 euros cada uno y eso es lo más barato, ya que no nos tuvieron que hacer ninguna prueba medica. Si os fijais en la lista de precios, un parto con cesárea y 5 días de ingreso son 12.500 euros y una operación de  apendicitis 60.000 euros.... así que ya sabeis, cualquiera que sea el motivo de vuestra visita a China, contratad un buen seguro médico o de asistencia en viaje....


nos dieron nuestras medicinas en bolsa de papel y con una pegatina con nuestro nombre y su posología

Respecto a las instalaciones del hospital, es el segundo que visitamos (el primero fue con la "gincana médica" que tuvimos que hacer para obtener la residencia china). Ambos son grandes instalaciones, provistas de varios edificios de una altura de 5 ó 6 plantas. El primero era moderno y con instalaciones nuevas y el segundo, el privado, era más pijo: con los carteles en inglés, agua, té y mobiliario médico bueno (nosotros lo único que vimos fue una consulta de primera atención médica), una camilla ergonómica chulísima, yo creo que más cómoda que mi cama, porque aquí los colchones chinos son durísimos, pero eso ya es otra historia...


Ahora a estudiar chino mandarín que sigo siendo la última de la clase!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada